sábado, 25 de mayo de 2013

Robben hace pentacampeón al Bayern



Un gol del holandés a falta de un minuto para el final dio el triunfo al equipo bávaro ante el Dortmund en una fabulosa final plagada de ocasiones.

El FC Bayern München derrotó por 1-2 al Borussia Dortmund en la final de la UEFA Champions League disputada en el mítico estadio de Wembley, en Londres. Un gol de Arjen Robben a falta de un minuto, otorgó al Bayern su quinta Copa de Europa ante un Dortmund que vendió muy cara su derrota.
Tanto Jürgen Klopp, entrenador del Dortmund, como Jupp Heynckes, su homólogo en el Bayern, apostaron por los onces iniciales esperados en la previa al partido. En el conjunto de Westfalia, Kevin Grosskreutz fue el sustituto del lesionado Mario Götze, que junto con el futbolista del equipo de Baviera, Toni Kroos, que ya fue baja en semifinales, fueron las ausencias más destacadas.
El Dortmund, que partía como cenicienta, comenzó el partido dominando ante un Bayern que le costaba superar la fuerte presión ejercida por los hombres de Klopp. Así, en apenas dos minutos, desde el 14 al 15, el subcampeón de la Bundesliga tuvo dos ocasiones. Primero Robert Lewandowski con un tiro desde fuera del área que Manuel Neuer despejó a córner con una buena mano. La segunda fue más clara. El centro desde la derecha de Marco Reus fue rematado desde dentro del área por Jakub Błaszczykowski, pero el tiro del polaco lo desbarató con la pierna izquierda el portero del Bayern.
Estas ocasiones no hicieron no otra cosa que acrecentar el dominio del Dortmund ante un desconocido conjunto muniqués que corría detrás del balón y apenas lograba sobrepasar el círculo central. No obstante, en el minuto 26 el Bayern tuvo su primera gran oportunidad. Un centro desde la izquierda fue rematado de cabeza por Mario Mandžukić, que vio como apareció la figura de Roman Weidenfeller para sacar una mano que evitó el primer gol de la final. Como consecuencia de esta acción, el córner ejecutado por Bastian Schweinsteiger fue cabeceado por Javi Martínez, que libre de marca envió el balón por encima del travesaño.
A la media hora de juego, Arjen Robben gozó de una oportunidad inmejorable para el vigente campeón alemán cuando encaró en solitario a Weidenfeller, que con el pecho volvió a resultar providencial. Seguidamente le tocó el turno al Dortmund. Lewandowski se marchó de su marcador dentro del área y obligó a Neuer a intervenir. Aún tuvo otro mano a mano Robben con el meta del Dortmund, que volvió a evitar el gol y seguía amargando al holandés. El duelo parecía un combate de boxeo, en el que ambos conjuntos golpeaban pero ningún era capaz de dar un golpe ganador a su contrincante.
La segunda mitad en poco se pareció al primer tiempo respecto a las ocasiones de gol. Los 22 protagonistas parecían que querían darse un respiro. Con dominio alterno, el 0-1 llegó sobrepasado la hora de partido. Robben combinó con un desaparecido Franck Ribéry, el galo se sacó un perfecto pase hacia el propio Robben que centró desde dentro del área para que Mandžukić marcara a placer para el Bayern. El Dortmund estaba en la lona con 30 minutos por jugarse.
Pero muy poco le duró la alegría al conjunto bávaro, ya que Dante golpeó a Reus dentro del área y el árbitro de la contienda señaló el punto de penalti. Y desde los once metros, İlkay Gündoğan engañó a Neuer para situar las tablas en el luminoso. El Borussia volvía a ponerse de pie. El combate volvía a empezar. Tras digerir el golpe, el Bayer tuvo en el 72' una buena ocasión. El centro de Thomas Müller tras regatear a Weidenfeller fue despejado por Neven Subotić cuando llegaba Robben para empujar el cuero al fondo de la red.
A tres del final, el equipo de Heynckes, que estaba acabando mejor el partido que el Dortmund, pudo sentenciar el choque con lejano tiro de Schweinsteiger que despejó a córner Weidenfeller con una gran estirada. Pero tanto fue el cántaro a la fuente que se rompió. Un lejano pase de Javi Martínez fue controlado por Ribéry, que se la cedió a Robben para que batiera al portero del Borussia en el 89'. El Bayern daba el golpe definitivo. El extremo, sin suerte en finales, estaba, quizás, destinado a ser el hérore de la quinta Copa de Europa del Bayern.
Fuente: UEFA.com .