lunes, 20 de mayo de 2013

Una goleada que asegura la Copa



Oriente Petrolero tendrá que conformarse con el cupo que ganó a la Copa Libertadores de 2014 (Bolivia 3), gracias al claro triunfo que logró ayer ante Wilstermann en la penúltima fecha del campeonato Clausura. El destacado del encuentro fue el cordobés Danilo Carando que marcó cuatro goles e iguala la marca que tenía Mauricio  Saucedo que en marzo de 2011, jugando para el cuadro refinero, le hizo 4 a Bolívar por el torneo Adecuación.

El partido. Los refineros tuvieron un comienzo desordenado, sobre todo en defensa y eso dio pie para que el cuadro 'aviador' se muestre peligroso ofensivamente. Un rodillazo de Augusto Andaveris a Danny Bejarano, a los 20 minutos, originó que Wilstermann se quede con uno menos por expulsión. La lesión del volante albiverde provocó que sea reemplazado por Ronald García. Con uno más en la cancha, Oriente tuvo más llegada, sobre todo por derecha, donde Fernando Saucedo permitió que Carando defina de cabeza a los 23 minutos. Sorpresivamente, tres minutos más tarde igualó el defensor Edward Zenteno a los 36', aunque a un minuto del final de la etapa, nuevamente aparece Carando para cabecear y poner en ventaja a los albiverdes.

Más goles y otro expulsado. A los cinco minutos de iniciado el complemento aumentó el inspirado Carando y este mismo jugador hizo el cuarto a los 59'. Dos minutos antes se fue expulsado Luis Carlos Paz, de Wilster, por una fuerte entrada a Rodrigo Vargas, que en la segunda mitad fue decisivo en ataque. De ahí en más, Oriente mandó en la cancha, aunque a los 81' descontó el español García Berodia para la visita. Un testimonio del dominio albiverde fueron los goles de José Castillo, que ingresó en el segundo tiempo, a los 88' y el de Pedro Azogue a los 89' gracias a sendos pases de Vargas.
"Estoy feliz por lo que hice y la producción de todo el equipo. Se demostró que somos un grupo fuerte y que podemos dar más.".
R. Vargas
Delantero de Oriente Petrolero
"No sé si la expulsión de Andaveris fue correcta. Lo malo es que perdimos la tranquilidad y se optó por reclamar en vez de jugar ".
M. Carballo
Entrenador Ai de Wilstermann.

Fuente: El día.