jueves, 27 de junio de 2013

Guabirá con inicio a medias

Estos cinco jugadores trabajaron el jueves (Foto: ID)
La pretemporada del club Guabirá inició a medias. El reclamo del premio, 20 mil dólares,  por el ascenso a la Liga hizo que la mayoría de los jugadores después de una reunión en camerinos determinaron abandonar el estadio.  Solo trabajaron Delio Ojeda, Didi Torrico, Herman Soliz y Yimmi Vaca que fueron contratados como refuerzos. Al trabajo se sumó Adrián Cuéllar.

La incomodidad de no haber recibido el premio que debería haberse pagado antes del inicio de la pretemporada  y  debido a que un buen grupo de futbolista no ha firmado su contrato laboral, influyó en los miembros del primer plantel otorgue un plazo de 24 horas para que solucionen el embrollo.

Por ejemplo Roberto Cronennold, arquero del club, del que la dirigencia ha dicho que sería el titular indiscutible no tiene contrato firmado hasta el momento. “Tengo todo arreglado de palabra pero hasta el momento no he firmado el contrato”, dijo a tiempo de retirarse del estadio.
Roberto Cronenbold abandona el estadio (Foto: ID)
La preocupación parte porque los jugadores quieren tener un contrato que los respalde, “nadie está libre de sufrir una lesión en los entrenamientos y necesitamos tener la seguridad correspondiente para trabajar sin ningún problema”, agregó Cronenbold.

El directivo Elio Salazar reconoció que los futbolistas están en todo su derecho de reclamar lo que se le adeuda y que si habían determinado no iniciar el trabajo era respetuoso de la determinación. Sin embargo aclaró que el directorio está realizando las gestiones correspondientes para conseguir el dinero y honrar la deuda.

Salazar espera que el arribo del presidente Rafael Paz que se encuentra en Paraguay contactando refuerzos para el club para reunirse con los jugadores y solucionar el impase que alteró el cronograma programado por el DT Claudio Chacior, como él mismo lo reconoció.

Pero contrario a los sucedido los que si trabajaron fueron los nuevos refuerzos: Delio Ojeda, Didi Torrico, Herman Soliz y Yimmi Vaca, al trabajo físico a cargo del preparador físico Luis Giusti se sumó Adrián Cuéllar que a pesar de no tener contrato firmado determinó entrenarse.

Al finalizar el trabajo del reducido grupo Delio Ojeda que inicia su segundo ciclo en Guabirá, dijo que ha llegado al plantel con la intención de acoplarse al grupo y poner el mejor de su esfuerzo para llevar al club a una situación de privilegio.


El numeroso grupo de hinchas que concurrió al estadio con la intención de observar el trabajo del equipo tuvo que conformarse con la sesión física del quinteto que trabajo por el espacio de una hora y media.