martes, 10 de septiembre de 2013

Eligen al nuevo presidente del Comité Olímpico Internacional

El belga Jacques Rogge deja el cargo que ocupa desde 2001 (Foto: AFP)
El belga Jacques Rogge deja el cargo que ocupa desde 2001 y los máximos candidatos a sucederlo son el suizo Denis Oswald y el alemán Thomas Bach. La votación se llevará a cabo en Buenos Aires.

Jacques Rogge, de 71 años, dejará este martes el puesto que ocupa desde 2001, en el último día de deliberaciones de la 125 sesión del COI con las finanzas ordenadas y con suficientes reservas en las cajas como para estar en condiciones de afrontar incluso una cancelación de una cita de verano o invierno, dijo el domingo al ofrecer su informe ante los miembros del organismo, que sesiona en un lujoso hotel de la capital argentina.

Según el saliente presidente, las reservas de la entidad crecieron casi nueve veces desde que asumió en 2001, sucediendo a Juan Antonio Samaranch.

"Desde el 31 de diciembre de 2001, la fundación olímpica, nuestra reserva, ha aumentado de 105 millones a 901 millones a diciembre de 2102", precisó Rogge, el octavo presidente de la historia del COI.

Agregó que "esta reserva, ligada a una póliza de seguro cubriendo la cancelación de los Juegos, garantiza el funcionamiento del COI en caso de que una crisis mayor toque a los Juegos".

La elección del nuevo presidente cerrará una histórica sesión del COI que se inició el miércoles pasado y en la que Tokio fue elegida sede de los Juegos de 2020 al derrotar a Madrid y Estambul, mientras que la lucha recuperó su estatus de deporte olímpico para 2020 y 2024 dejando afuera al squash y al béisbol/sóftbol.

Aunque la votación entre el centenar de electores tiene final abierto, la carrera a la presidencia tiene desde hace tiempo como favorito a Bach, un abogado alemán de 59 años, campeón olímpico de florete por equipos en Montreal 1976, vicepresidente del COI y jefe del Comité Olímpico Alemán, además de ser titular de la Cámara de Comercio Germano-Árabe.

Otro campeón olímpico, mucho más conocido para el público es Bubka, 49 años, leyenda del salto con pértiga, dueño de una medalla dorada en Seúl 1988 y seis veces campeón del mundo.

El banquero puertorriqueño Carrión (60) y el diplomático singapurense Ng Ser Miang (64) se apunta como los principales "outsiders", y completa el taiwanés Ching-Kuo Wu (66), titular de la Asociación Internacional de Boxeo Amateur.

El legado de Rogge

El hombre que se haga cargo del COI para los próximos 8 o 12 años tendrá la responsabilidad de seguir con el legado de Rogge, "un presidente de la austeridad, la democracia, la buena gobernanza, la transparencia, la lucha contra el doping", dijo el anfitrión Gerardo Werthein, titular del Comité Olímpico Argentino y miembro del COI.

"La línea de Rogge es la que más le conviene al COI, dejó una buena situación financiera, quien siga que siga sus pasos que tanto bien le hizo al COI", dijo Werthein a la prensa.

Rogge, cirujano de profesión y de reputación impecable, no quiere ser considerado un salvador.

"Cumplí con mi deber, hice lo que tenía que hacer. Si esto benefició al COI, me congratulo, pero tomarme por un doctor que hace milagros no es mi estilo", declaró Rogge en su última conferencia de prensa ofrecida en el marco de la sesión del COI en Buenos Aires.

El nombre del sucesor se conocerá hoy tras elecciones secretas, en las que se elimina a un candidato en cada votación (el que tenga menos votos) mientras ninguno de los postulantes consiga el 50%+1 necesario para ganar.

Los pasos de la elección

Seis candidatos: el alemán Thomas Bach, el ucranio Serguei Bubka, el puertorriqueño Richard Carrion, el singapurense Ng Ser Miang, el suizo Denis Oswald y el taiwanés Ching-Kuo Wu.

Mandato: ocho años, renovable una sola vez por un período de cuatro años.

Electores: los miembros del COI presentes en Buenos Aires. No se permite delegar el voto en caso de ausencia. 

El COI cuenta actualmente con 104 miembros, incluido el presidente saliente que generalmente se abstiene de participar en la elección. Los seis candidatos pueden votar, pero los miembros del COI de la misma nacionalidad de los candidatos (4 suizos, 1 alemán y 1 ucraniano) se deben abstener mientras que su compatriota esté en carrera.

Escrutinio: el voto, que es secreto, se realiza en forma electrónica. El candidato que logra la mayoría absoluta entre los sufragios emitidos (no se tienen en cuenta las abstenciones, los votos en blanco o nulos) se convierte en el presidente. Si ningún candidato obtiene la mayoría absoluta en la primera vuelta, aquel que tuvo la menor cantidad de votos queda eliminado de la segunda vuelta, y así sucesivamente. En caso de igualdad entre dos o más candidatos en el último lugar, se realiza una votación entre ellos para definir cuál queda eliminado.


Fuente: Infobae.