jueves, 3 de octubre de 2013

‘Pancho’ Bonilla toma el mando en Guabirá

'Pancho' Bonilla se hizo cargo de Guabirá.
El exfutbolista Francisco Bonilla recibió el aval de la dirigencia del cuadro azucarero para dirigir interinamente el primer plantel que se prepara para visitar el domingo al invicto de Wilstermann en el Félix Capriles, por la décima fecha del torneo Apertura.

Mientras se define la contratación del sucesor de ‘Teté’ Quiroz, la directiva de Guabirá determinó que el montereño Francisco Bonilla se haga cargo de la preparación del primer plantel y trabajó en la jornada del miércoles normalmente en el estadio Gilberto Parada.

El directivo Elio Salazar confirmó que Bonilla viajará a Cochabamba con el primer plante que juega con el domingo con Wilstermann, mientras se finiquita la contratación del nacional Álvaro con quien se tiene arreglado la parte económica y solo restan alguno detalles por definir.

Peña que asiste a un seminario internacional de futbol en la Argentina, habría pedido plazo hasta el lunes para analizar la propuesta del rojo y si todo prospera  el estratega podría incorporarse ese mismo día. Si lo de Peña se cae, Salazar indicó que se viene analizando otros perfiles de otros  profesionales del exterior.

En la reunión de la dirigencia donde Francisco ‘Teté’ Quiroz presentó su renuncia, también se definió la sanción económica a todo el plantel sin mencionar el porcentaje que se le descontará en el sueldo de septiembre, ‘eso ya está definido y se tiene que dar’, explicó.

Sobre el incidente que protagonizó un pequeño  grupo de hinchas, la dirigencia se ha molestado y ha identificado a los revoltosos por lo que podría iniciar acciones en las siguientes horas por haber puesto en peligro la integridad física de los jugadores y del cuerpo técnico.


El pedido de los hinchas es que José Alfredo Castillo, Matías García y Nicolás Suárez  deben dejar el equipo, situación que no se puede dar porque hay un contrato de trabajo y se tiene que respetar, además el club no tiene las condiciones para rescindir la vinculación laborar de manera unánime. ‘Para separar a un jugador es con dinero’,  precisó.