sábado, 2 de julio de 2016

Carlos Arias se vistió de rojo

Carlos Arias y Elio Salazar (Foto: Nils Angulo)
Al mediodía del jueves el experimentado arquero portachueleño Carlos Arias estampó su firma en el contrato que lo liga a Guabirá por una temporada. En la mañana trabajó con el primer plantel junto a sus compañeros.

Arias llegó a un acuerdo con el presidente del club Rafael Paz y decidió volver al fútbol profesional para defender los colores del rojo norteño, que será el benjamín en el próximo torneo liguero. Antes de firmar su contrato con el club en horas de la mañana trabajó a la par de los tres arqueros (Roberto Acosta, Yeri Leigue y Pablo Cortéz) en una exigente sesión física a órdenes del preparador Nery Quintana.
El “Pollo” como también se le conoce al exportero de la selección y de otros clubes importantes del país y el extranjero, llegó con el propósito de ponerse en condiciones y disputar palmo a palmo la titularidad del pórtico norteño con el paraguayo Roberto Acosta, que fue pieza fundamental en el retorno de Guabirá a la Liga.
Para el preparador de arquero Nery Quintana es importante tener la presencia de un futbolistas de la trayectoria de Arias, a quien exigirá en la parte física para hacerlo perder uno cinco kilos y despertar los reflejos del buen cancerbero.

El anuncio de la llegada de Arias al club originó gran expectativa en los hinchas azucareros que temprano se dieron cita al estadio para presenciar el trabajo del portachueleño.